Nuevo producto

Pesarios Ginecológicos CooperSurgical

Pesarios
Ginecológicos CooperSurgical

Descripción

Un pesario de silicona es un dispositivo flexible usado en la vagina durante un período de tiempo determinado por su profesional de la salud. Apoya ciertos órganos pélvicos que han descendido (prolapso) y / o ayudan con la incontinencia urinaria. Un pesario puede ser sugerido por razones protésicas o terapéuticas.

Tipos de Presarios

  • CooperSurgical Milex Pesario CuboCooperSurgical Milex Pesario Cubo (Diferentes Tamaños)
    Soporte para prolapso de tercer grado/procidencia. Debe ser removido todas las noches. Dimensiones 8 x 5 x 8
  • CooperSurgical Milex Pesario Cubo con Hoyos de DrenajeCooperSurgical Milex Pesario Cubo con Hoyos de Drenaje (Diferentes Tamaños)
    Soporte para prolapso/procidencia de tercer grado. Contiene agujeros de drenaje. Debe ser removido todas las noches. Dimensiones 8 x 5 x 8. Este producto incluye: Pesario, Trimo-San y Jel Jector.
  • CooperSurgical Milex Pesario Cubo TándemCooperSurgical Milex Pesario Cubo Tándem (Diferentes Tamaños)
    Soporte para prolapso/procidencia de tercer grado cuando un solo cubo no proporciona un apoyo adecuado. Debe ser removido todas las noches. Dimensiones 8 x 5 x 8. Este producto incluye: Pesario, Trimo-San y Jel Jector.
  • CooperSurgical Milex Pesario de AnilloCooperSurgical Milex Pesario de Anillo (Diferentes Tamaños)
    Para la incontinencia. Dimensiones 8 x 5 x 8 Este producto incluye: Pesario, Trimo-San y Jel Jector.
  • CooperSurgical Milex Pesario de Anillo con Perilla/PlegableCooperSurgical Milex Pesario de Anillo con Perilla/Plegable (Diferentes Tamaños)
    Para el prolapso leve complicada con incontinencia urinaria de estrés. Dimensiones 8 x 5 x 8. Este producto incluye: Pesario, Trimo-San y Jel Jector.
  • CooperSurgical Pesario Anillo Milex con Soporte y Perilla / plegableCooperSurgical Pesario Anillo Milex con Soporte y Perilla / plegable (Diferentes Tamaños)
    Para prolapso leve complicado por un cistocele leve y incontinencia urinaria de esfuerzo. Dimensiones 8 x 5 x 8. Este producto incluye: Pesario, Trimo-San y Jel Jector.
  • CooperSurgical Milex Pessario de Anillo de Incontinencia FlexibleCooperSurgical Milex Pessario de Anillo de Incontinencia Flexible (Diferentes Tamaños)
    Para prolapso leve complicado por incontinencia urinaria de esfuerzo. Dimensiones 8 x 5 x 8 Este producto incluye: Pesario, Trimo-San y Jel Jector.
  • CooperSurgical Milex Pesario DonaCooperSurgical Milex Pesario Dona (Diferentes Tamaños)
    Soporte para prolapso de tercer grado/procidencia. Para no ser desinflado durante la inserción o remoción. Ver Inflatoball si un pesario desinflable es necesario. Dimensiones 8 x 5 x 8. Este producto incluye: Pesario, Trimo-San y Jel Jector.
  • CooperSurgical Milex Pesario de Gehrung con PerillaCooperSurgical Milex Pesario de Gehrung con Perilla (Diferentes Tamaños)
    Para cistocele con o sin rectocele leche complicada con incontinencia urinaria de esfuerzo. Dimensiones 8 x 5 x 8 Este producto incluye: Pesario, Trimo-San y Jel Jector.
  • CooperSurgical Milex Pesario Gehrung/PlegableCooperSurgical Milex Pesario Gehrung/Plegable (Diferentes Tamaños)
    Soporte para cistocele y rectocele. Es también más adaptable en los casos de procidencia en el que el útero tiende a herniarse cuando se utilizan otros pesarios. Dimensiones 8 x 5 x 8. Este producto incluye: Pesario, Trimo-San y Jel Jector.

Qué son y cómo funcionan los pesarios para el prolapso


¿Sabías que existen unos dispositivos que recolocan y fijan los órganos prolapsados en su lugar?


¿Sabías que hay muchos modelos de pesarios para el prolapso que incluso se pueden llevar colocados y no se notan mientras se mantienen relaciones sexuales?


A pesar de que los pesarios para el prolapso son uno de los dispositivos médicos más antiguos que se conocen, se han usado durante siglos e incluso se han encontrado documentos que relatan su existencia en el antiguo Egipto, la mayoría de las mujeres actuales desconoce cómo pueden ayudar los pesarios en el tratamiento del prolapso o de la incontinencia urinaria de esfuerzo, mejorando significativamente su calidad de vida y pudiendo, a veces, incluso evitar la cirugía a un coste mínimo.


La mayoría de mujeres jóvenes que reciben el diagnóstico de prolapso sufren un verdadero shock que deja su autoestima por los suelos pensando que ya no pueden ser atractivas para sus parejas y que su vida sexual se ha terminado. Sin embargo, la corrección que consiguen los pesarios y la existencia de algunos modelos que pueden llevarse colocados mientras se mantienen relaciones sexuales sin que lleguen a notarse son una garantía para poder continuar con una vida social activa y sexual normal.


Los pesarios son unos dispositivos que se colocan en la vagina y sirven para elevar y dar soporte recolocando el útero, la vagina, la vejiga o el recto cuando cualquiera de ellos ha descendido de su lugar habitual debido a la debilidad de los tejidos y músculos del suelo pélvico. El soporte que otorgan los pesarios recoloca y fija en su sitio los órganos que han descendido, liberando de presión y facilitando la irrigación sanguínea y la oxigenación de los tejidos. Su uso también se ha demostrado muy eficaz para evitar la incontinencia de esfuerzo ya que al elevar las paredes de la vagina corrigen el ángulo del cuello vesical evitando los escapes de orina al realizar un esfuerzo brusco y repentino como, por ejemplo, cuando realizamos deportes de impacto.


Ya hemos tratado las diversas causas que provocan la debilidad del suelo pélvico y, en última instancia, la aparición de un prolapso: un parto largo y difícil, el estreñimiento crónico, los deportes de impacto (running, tenis, etc.), cargar pesos de manera habitual u otros factores fisiológicos o patológicos y la vital importancia, que no nos cansamos de repetir en este blog, de la prevención mediante: Por una parte, el fortalecimiento de los músculos del suelo pélvico y del “core” y Por otra parte, minimizando en la medida de lo posible el efecto negativo de todas las prácticas perjudiciales que realizamos más o menos frecuentemente: corrección postural, evitar abdominales hiperpresivos, corregir el estreñimiento, etc…


Desafortunadamente, no siempre se puede revertir un prolapso, sobre todo si se trata de un grado II o III avanzado, pero en la mayoría de los casos sí se pueden aliviar sus síntomas y, sobre todo, evitar que ese prolapso empeore de una manera muy fácil y económica mediante el uso de un pesario. Además, teniendo en cuenta que las cirugías provocadas por un prolapso no suelen ser definitivas, sino que en muchos casos deben repetirse y que la edad también suele empeorarlos, no está de más poner todos los medios preventivos que estén a nuestro alcance. Indicaciones de uso de los pesarios El uso de pesarios está indicado en los siguientes casos de disfunciones del suelo pélvico: Incontinencia urinaria de esfuerzo. Prolapso uterino Prolapso vaginal Cistocele Rectocele Enterocele Prolapsos e incontinencias transitorias después del parto. Prevención de partos prematuros: recientemente, algunos hospitales están usando un tipo específico de pesario de cerclaje desarrollado por la ginecóloga alemana Birgit Arabin que está dando muy buenos resultados en la prevención de partos prematuros. Este pesario, que debe ser colocado por un ginecólogo, corrige el cuello uterino corto de algunas embarazadas que es la principal causa que provoca el parto prematuramente. Beneficios del uso de pesarios Retrasa llegando, a veces, a evitar la cirugía del prolapso. Ayuda a evitar el empeoramiento de un prolapso. Reduce el impacto sobre el suelo pélvico al realizar ejercicio. Evita la incontinencia urinaria de esfuerzo al realizar deporte. Facilita la rehabilitación del suelo pélvico cuando existe un prolapso. Ayuda al suelo pélvico en su función de soporte en personas de edad avanzada o con sobrepeso. Es una alternativa muy aceptable en casos de cirugías sin éxito y cuando no se puede realizar la cirugía de prolapso.


Pesario prolapso Dr Arabin Hoy en día, la mayoría de los pesarios que se comercializan están fabricados en plástico o silicona de grado médico para minimizar el riesgo de infecciones o alteraciones en la mucosa vaginal. Existen multitud de formas y tamaños diseñados específicamente para tratar los síntomas de los diferentes tipos y grados de prolapso. Así, hay pesarios que funcionan a modo de palanca (Hodge, Gehrung, etc.), otros que rellenan un espacio (Cube, Donut, etc.) y otros que soportan y corrigen un determinado ángulo (anillos). Cuando el pesario que llevamos puesto se nota, molesta o se mueve y se cae de su lugar normalmente es debido a que no estamos usando la talla adecuada. El tamaño correcto de un pesario Debe permanecer colocado en su lugar las horas prescritas por el médico. No interfiere a la hora de ir al baño. No produce incontinencia urinaria. Ni siquiera debe notarse al permanecer colocado. A veces se dan algunas circunstancias que hacen imposible el uso de los pesarios, por ejemplo, un acortamiento de la vagina, una apertura vaginal excesiva o algunas cirugías previas. Por todo ello, debe ser un profesional sanitario, ginecólogo o fisioterapeuta, quien te recomiende su uso, te prescriba unas determinadas horas de uso al día y quien te ayude a averiguar el tamaño más adecuado en tu caso. Contraindicaciones del uso de pesarios para el prolapso Normalmente el uso de pesarios no suele estar recomendado en los siguientes casos: Cuando existe alergia a alguno de los materiales de los que está fabricado.


Cuando hay algún tipo de infección vaginal. Cuando hay sangrado de causas desconocidas. En casos de enfermedad pélvica inflamatoria. Ulceración de las paredes vaginales. Uso de pesarios con estrógenos El uso de estrógenos junto a los pesarios está altamente indicado después de la menopausia. Existen suficientes estudios que avalan el tratamiento con estrógenos para mejorar la calidad de los tejidos vaginales y pélvicos, aumentando su grosor y consistencia, de manera que “resisten” mejor el uso de pesarios y se reduce el riesgo de sufrir posibles efectos adversos como úlceras o infecciones. Este es otro aspecto que debes consultar con tu especialista para saber si en tu caso concreto este tratamiento está recomendado, además de tener que llevar junto a él un control y supervisión periódicos. Espero haber despejado algunas dudas sobre qué son los pesarios para el prolapso y la incontinencia urinaria de esfuerzo, pero si sigues teniendo o te surgen nuevas dudas, ¡haznos llegar un comentario! ¡Comparte tu experiencia, tus dudas e intereses con nosotras! Y si te ha gustado o crees que este artículo puede resultar útil a alguien, ¡compártelo!

6 otros productos de la misma categoría: